Escaleras Abajo como Historia de Amor Post-Moderna


El segundo libro y primer poemario de la escritora nicaragüense Eunice Shade, tiene la sintaxis y ciertas poses ideológicas de la modernidad con recursos, razonamientos e imágenes postmodernas. Esta primera edición en sí es un artefacto pastiche, la portada podría ser de las últimas décadas del siglo XX y la imagen pixeleada que sirve de identificador en las páginas internas, puntualiza la época estéticamente porque invoca a los años entre finales de los ochenta hacia la primera parte de los noventa.

Estos gráficos son meta-temporales y en realidad transmiten de forma inconciente al lector hacia la época de niñez del yo lírico. Este uso de la imagen es atribuible al diseñador Rodrigo Peñalba y a Raúl Quintanilla en parte, y armoniza con mucho del contenido y las referencias contemporaneizadas de la obra. El uso de este recurso del objeto identificable a épocas tan cercanas es un recurso cinematográfico cuya traducción en la literatura es imposible sin la experiencia del cine pastiche, por ello es postmoderno.

Esta obra se divide en tres secciones: I. Respiro de láudano (que supongo como constante es una eufemización dentro del campo semántico de la marihuana), II. Las lágrimas en el tocador (donde tocador es un objeto estético y una sinécdoque de la feminidad, al tiempo que la imagen es de doble dramatismo, porque también invoca la angustia de una actriz en su camerino) y III. Las cosas que no se dicen, que pese a lo juguetón del título, el yo lírico dirige su dolor personal transformándolo en weltsmertz.

El amor se manifiesta a lo largo de toda la obra, a veces es contenido dentro del temor judeocristiano yuxtapuesto con la voracidad sexual juvenil y femenina del yo lírico, frecuentemente zoomorfización a veces es un complejo de Electra en donde el tiempo, la mortalidad y los fantasmas son determinantes hasta en la propia fisonomía de la poeta; a veces está en la oposición binaria del odio y repudio, y en el ultimo poema es desmitificación.

En su conjunto el estilo es progresivamente violento similar al paso del filme de venganza Kill Bill. Al final el poema de largo aliento que da nombre a la obra, derrumba ideales de belleza romántica y despechada que la poeta finiquita para su propia paz. En esta forma el desenlace tiene también su clímax violento como en el cuarto filme de Tarantino en donde hay un diálogo amoroso con el último villano antes de ajusticiarlo.

I. RESPIRO DEL LÁUDANO

El primer poema tanto de la colección como de esta primera sección es una determinación cronotópica en donde esta poeta de múltiples festivales y encuentros centroamericanos afirma su propio lugar y el contexto de esta institución artística. Conciente de que esta apropiación es de la costa del Pacífico ella prosigue a definir el legado del colonialismo, las guerras y la emancipación de la moral judeocristiana, donde aún persiste la tristeza.

En este poema se rescata la figura de Doña Mercedes Campos de Martínez, la centenaria educadora entregada a de alma y corazón al heroísmo silencioso de su oficio magisterial. Entre la autora y esta maestra existe un vínculo metonímico de la admiración del yo lírico con la seriedad que esta Sra. ha tomado su vocación. Implícitamente es una promesa de la autora para con su oficio literario. La condición centenaria y la labor perseverante de la educadora contrastan con el conformismo y desencanto del status quo: talvez en Centroamérica hemos perdido todo / menos las ganas de morir.

Hora de Dormir II, el segundo poema, es dedicado a Denise Levertov. Notemos la tendencia de la autora hacia una feminización del mito de Telémaco que busca a Odiseo, está presente una tendencia hacia la definición de si misma por medio de una genealogía de pensamiento y actitud. Somos yeguas / Derrumbadas sobre el pasto / yeguas de ojos negros y tristes (…) somos yeguas caídas, / como esas yeguas en el semáforo / somos yeguas de mirada lluviosa / (…)

La cita anterior es organizada de esa manera para denotar una gradación cuyo clímax es en las yeguas del semáforo, imagen verdaderamente original, postmoderna (de acuerdo con nuestro propio contexto) al tiempo que es emblemática de una crítica consistente con el movimiento de tercer mundo. Persisten las referencias de yeguas en el poema, supongo que en forma similar al orgasmo femenino que se diferencia del masculino porque éste último se detiene completamente en la eyaculación. En este poema no hay más orgasmos y así parece indicar los dos versos finales: de esa yegua / a mitad del camino de la vida. Vida siendo metáfora del acto sexual.

Dentro de la necesidad de autodefinición y encuentro de lugar en la historia de la literatura femenina, la autora opta por feminizar la figura del caballo que representa al poder, la vitalidad (incluso mayor que la del toro), la capacidad de correr distancias enormes dando rienda suelta a galope el id. Y con el id concuerdan la liberación feminista y la sensualidad.

La opresión es manifiesta por todos los demás objetos en el poema que tienden a la hostilidad: hambre, carreta como yugo, pequeños descalzos, camioneta, bus, y estar detrás del vidrio (si tienes mayor suerte que los niños descalzos).

Esta parte primera de autoidentificación es femenina y tiene poco homoerotismo que luego es manifiesto explícitamente en Utopía Latina. El amor por si misma es donde nace en la poeta el amor por la mujer, ella también ama al hombre y a su miembro viril que con frecuencia es invocado luego en el libro, eso evita en ella un discurso clitocéntrico del feminismo clásico. Anteriormente hice algunas observaciones sobre las cualidades orgásmicas en Hora de Dormir II esta cualidad se reitera en Rosa.

La flor a través de toda la historia de la literatura es metafórica de la vulva. Rosa es una derogación del mito de la vulva bella y alegre, busca una belleza taciturna y melancólica. Espinas, sollozos, esterilidad, líquido triste, estar desecha y la furia son algunos de los operadores semánticos que están presentes como obstáculos para el disfrute pleno de la libido. En poemas posteriores vemos como pese a esta carencia física, está bastante presente el jouissance a tavés de paranomasias de placer fálico y un fuerte complejo de Electra.

En la construcción del jouissance-Electra la poeta usa materiales de la literatura en los poemas Tiempo de Mar, Encuentro en Plazoleta Poetísima, Stephen Dedalus Olvidado, Invierto la Sangre de tu Cristo, Rayo, Jesús Sensorial y Despedida. En estos poemas todos los objetos seleccionados son señores, figuras eróticas y paternales.

En Kill Bill, Beatrix Kiddo viaja a México en busca de Esteban Vihaio, padre adoptivo de Bill; que le dice que él es uno de varios padres, porque un hombre sin padre colecciona figuras paternales. En lo personal estoy de acuerdo con ese planteamiento y creo que el hábito no es exclusivo de los hombres.

En Tiempo de Mar, el tiempo y la muerte es la preocupación con respecto a la vida que comparte con su esposo, el escritor nicaragüense Erick Aguirre, una especie de Diego Rivera en esta pareja. (…) hormigueo de ronco mar / ruboriza la playa ambos versos terminan con juegos paronomásicos mar (amar) playa (playo) en el caso de playa la ruborización es irónica en el contexto de la consumación matrimonial.

(…) estamos en el Fondeadero de Kidd / desnudos / con un poema prohibido entre los dedos cierra el poema con una identificación del amor intergeneracional con lo prohibido al tiempo que están en el paraíso (o isla del tesoro), ideal y premio místico para el bien según muchos cultos. La palabra fondeadero es metonímica de límite y en otro sentido del final de la vulva, sea la matriz o el orgasmo. En estos casos lo prohibido pasa a ser fetiche.

En Encuentro en Plazoleta Poetísima la poeta enaltece la figura del poeta costarricense Oswaldo Sauma al tiempo que deroga la legitimidad de nuestros amigos en el Festival Internacional de Poesía en Granada: tambalean la granadina plazoleta / ebria de egotestas new money / o coleccionistas de rarezas y palabras en extinción en el último de estos versos irónicos 'palabras' es una sinécdoque de la poesía, 'new money' neologismo anglicado ofensivo al hispanocentrismo eurocéntrico, tendencia más común en las poesías anticuadas de las instituciones literarias de Nicaragua.

Y habla un poeta de esos que tienen la pinta de ser buenos / porque se viste distinto a los banqueros y luego prosigue a hablar sobre rebeldes, este estilo fraseológico es de la conversación, como cuando alguien habla de una banda de rock alternativo/independiente rebuscada. Lo de la vestimenta también obedece al culto de la apariencia y pose, tan distintivo de las sociedades de mercado y su sistema de valores; claro, dentro del grupo demográfico al que le venden una supuesta cultura callejera o alternativa. ¿De donde salió este poeta propietario de seguridad efecto canabis?

Él no tuvo en su juventud, / ni el sarcasmo, / ni la fe / de alguien que pronunciara su nombre. Está separado de su mito este ser que el yo lírico ha visto recitar. La poeta manifiesta de nuevo su admiración como antes a la profesora Mercedes Campos de Martínez, en esta ocasión el contexto no es feminista ni culturalmente típico sino un jouissance-Electra de la adolescente contracultura que tiene adentro.
 

Dos poemas a Joyce están también impregnados de jouissance-Electra Stephen Dedalus Olvidado y Rayo. (…) Retrocedí a esa calle metálica / al puente dublinés donde grabaste tu última sonrisa (…) estos versos llevan a la obra en su conjunto a un cronotopo escapado de la opresión de lo cotidiano tercermundista y es una conexión de la poeta a través del puente que le acerca a lo más preciado de sus tesoros personales, una alter-existencia y sublimación artística.


La noche por escenario me concediste / y te reclamé las estrellas / porque preferirías entregármelas desierta (…) La autora pasa a un recurso crítico que en su obra es utilizado con fuerza, pero en este caso (como en algunos otros) es literario. Es una reflexión sobre la austeridad de objetos y la riqueza de descripción y desfachatez de decir lo situacional y difícil de la pobreza y la decrepitud que puede Joyce, al tiempo que la poeta-lectora es extasiada de la profundidad sublime de la prosa.

Estos objetos seleccionados tienen cualidades de ser maestros de la poeta como en forma similar a Beatrix Kiddo, Hattori Hanzo, Pai Mei le auxilian e instruyen en las artes de su oficio.
(…) que eléctrico de soledad / entona el trueno arrogante de la existencia / (…) la lira la larva estos versos son del impacto de la escritura de Joyce. Los elementos jouissance-Electra son hondos en la conciencia; en un lector masculino estimula de forma homoerótica y con paternalismo intelectual. (…) eliminar las defensas del Perjuicio / y obsequiarte un acertijo griego / como respuesta.

El cristianismo es premoderno, pre-ciencia, anti-filosófico, y ni siquiera la más inteligente entre las tres religiones monoteístas pero por reacción antijudeocristiana y de alguna forma la incapacidad de abandonarlo como referencia de su propio pensamiento, la poeta decide atacarlo en pleno siglo XXI. (…) o a escribir la palabra mentira / con el dedo gordo del pie derecho / en la arena de una playa perdida Aquí playa es panoromásica con playo y a lo demás agrego: "en serio, no sabía que el judeocristianismo es pura mierda".

Y el segundo poema hereje es Jesús Sensorial, que es una especie de Like a Prayer de Madonna, lo cual siento es un poco aldeano para mi gusto. Pero cierto es, no tiene mucho precedente en la tradición literaria nuestra y le pone los pelos de punta a nuestras instituciones literarias. Es frustrante tratar de hacer arte con instituciones retrógradas, pero sus planteamientos y ridícula cosmovisión es el fin de ellos mismos. Pienso que después de tantas revoluciones informáticas no son dignos de trascender más allá las pugnas burocráticas a figurar en el texto poético.

Despedida es un réquiem a una figura paterna o materna cercana que ha muerto, la unidad de los poemas en su conjunto parece sugerirme un hombre, el mismo de Papa Euclides pero puede ser mujer. Sin embargo, es alguien con vejez y al final queda denotada la distancia nacida del miedo, sea por limitación propia o de razón cósmica. (…) hace un poco solo un poco / casi un centenario de làgrimas / que me acerco a tu cerrar de ojos.

Utopia Latina incluye investigaciones serias de hierbas, cosa muy importante… una derogación del capitalismo al punto de que la poeta emprende contra los cubiertos y la ropa elegante. De nuevo, observamos ímpetus de juventud y contracultura, en esta ocasión concretizado en una visión de mundo posible. La palabra Latina en el título es excluyente y metonímico panamericanismo de Bolívar, que al fin y al cabo es imperialista.

A lo largo del poema, se enumeran derechos y restricciones, denotando una voluntad de poder fuerte. No sé cuan serio planteamiento tenga en mente la poeta; los nuevos derechos son específicos y sirven como vehículo para la autora haga caracterizaciones de sí misma. Las restricciones son dirigidas a aplacar a adversarios ideológicos: los reaccionarios según el esquema del marxismo viejo.

(…) y otro, al estudio de la historia espiritual de la humanidad (…) / quiero que no haya religión de ningún tipo: / la única religión debería ser la lluvia y nuestro rostro mojado hacia el cielo la espiritualidad contrapuesto con la religión es un precepto postmoderno, tanto la religión como el progreso, son instituciones ampliamente criticadas por la persona postmoderna, porque no brindaron lo que prometieron antes y durante la modernidad. La poeta designa esta tarea a otros y se designa el rol de ejercer poder a través de lo que mandata en el poema y a disfrutar de sus derechos específicos.

El poema es intencionalmente avasallante, debemos suponer que la poeta lo considera justo por los abusos de la gente que come con cubiertos y usa atuendos con lentejuelas. Sin embargo, estos planteamientos reproducen los mismos patrones de conducta que a ella han causado angustia. Este uso de violencia estética, es comparable con la de Tarantino en la escena donde Beatrix Kiddo masacra a la pandilla Crazy 88 en Tokyo.

II. LÁGRIMAS EN EL TOCADOR

Esta sección tiene el nombre más triste del poemario, es de suponer que la mayor melancolía se encuentra en estas páginas. Podemos del dolor derivar más luces sobre la concepción del amor que tiene la obra poética de Shade.

Por qué perturbas mi exilio / con reproches de virgen hipócrita / por qué presumís de un lazo entre nosotras / irreal, son los primeros versos de ¿Qué pasa Madre? Un poema que sin duda representó una difícil introspección y un paso catártico enorme hacia la auto-aceptación. (…) por no sonreír grácil a la injusticia de los tuyos / que vergüenza me da aceptar que son los míos una valoración que hacen estos versos es que el silencio permite al abuso continuar. Romper el silencio no sólo permite que haya cura hablada sino que denuncia al agresor y lo pone en aprietos.

(…) has querido / verme en las esquinas / nostálgicas de marcas despiadadas (…) por la frustración personal y la escasa autoestima con frecuencia los padres sabotean el desarrollo personal de sus hijos, en nuestra cultura pocos tienen el criterio para saber cuando han sido víctimas de este tipo de abuso. El uso polisémico de 'Marcas' es metonímico de los valores del consumismo al tiempo que denota abuso, sea físico o emocional. (…) te salió mal el cálculo de emociones, / porque yo no respeto tu dios perverso.

(…) sentimientos mohosos se cuelan / por una ventana / acurrucados duermen entre rencor y odio estos versos son de Sólo Gotas Caen por la Tarde poema de introspección y liberación de llanto. En nuestra cultura machista no enseñan que el único sentimiento que puede expresar alguien fuerte es la ira; esto no tiene ningún sentido si el fuerte hace todo para nunca confrontarse ni llorar. Una promesa no resuelta de la modernidad está en el feminismo clásico que al masculinizar a la mujer le transfiere los males del hombre. Tanto en este poema como en Lágrimas en el Tocador la poeta ha escogido liberarse.

Cuando Dédalo llegó a Sicilia recibió la protección del Rey Cócalo, colgó sus alas como ofrenda divina en el castillo que en ese mismo momento edificó al dios Apolo. (…) te echas a mis pies / a perseguirme la mirada / a hundirte conmigo / en siniestra desprogramación (…) Dedalus es alter-ego de Joyce y de Shade, también el padre de Ícaro y Apolo es el dios griego arquero de sol, un poema de Shade y el nombre de su adorada mascota.

En el poema Apolo, Shade desarrolla su instinto maternal, pero para no reproducir los cuadros de abuso debe ser cautelosa de no esperar empatía de su tierno, porque éste debe desarrollar su propio ser. Como se trata de un perro y no un niño la poeta se prepara para su vocación de madre. En la ultima escena de Kill Bill, Beatrix descubre que su hija B.B. nació cuando ella estaba en coma y que está con Bill. En ambas obras la maternidad fueron razones para dejar la violencia, En Kill Bill la falta (como carencia) de B.B. motiva a Beatrix a retomar de la violencia.

III. LAS COSAS QUE NO SE DICEN

Escrito con M toca la mejor defensa que puede tener para sí misma la poeta, y es que no debemos callar nada por miedo. No vale la pena vivir / si hemos de consumir / la mirada como dos velas en estos versos consumir es polisémico con connotaciones de los valores de la sociedad capitalista moderna. Las velas simbolizan la luz rodeada de oscuridad, poder, color negro los ojos ven y no deben callar.

(…) si hemos de vivir en pacto con el miedo. la palabra pacto es de uso frecuente en el sociolecto de la historia política de Nicaragua y se refiere a arreglos entre adversarios políticos para mutuo beneficio y la marginación de la sociedad en su conjunto. De alguna forma el cierre de este poema es un llamado a la rebeldía a no tener miedo de hablar y exigir que este país sea mejor, más justo y más plural.

Jardinería es un espacio poético para la búsqueda de paz, voy a preparar / la tierra interior / en parcelas de tranquilidad y desprogramación / (…) y sentir su mezclado aroma a bergamota / (…) para reventar mis chotes. Los aspectos bucólicos son consistentes con la visión sensual del amor que cultiva la poeta. La paz, la belleza, la desprogramación que la poeta lleva a cabo están vinculada explícitamente a saciar la libido con un fuerte componente fantástico.

Cosecha Perdida, al parecer es otra visita a Jardinería en esta ocasión es deconstruido el espacio en cuatro estaciones. Primavera: / la cuestión es dejar de creer / y quitarle el velo a Isis (…) La encarnación mítica de la esposa ideal como prisionera del temor. (…) la cuestión es como asumimos / las complejidades ajenas (…) la mariposa negra huye del viento / con la canasta de mis frutos en sus alas. Al parecer en este poema no se pierde la cosecha sino que el objeto es usurpado.

Todo pasa al mismo tiempo es un mensaje a las artistas nicaragüenses Consuelo Mora y Natalia Hernández, de forma similar a un fragmento de conversación. (…) entonces del enojo / a la sonrisa y al decoro / hay literatura / o nada que es lo mismo (…) igual que en una cinta audiovisual, / la ilusión en cámara lenta o rápida / mostrando sus dones imaginarios. En esta reflexión la poeta contrasta las disciplinas a que se han trasladado sus antiguas colegas escritoras, al tiempo que compite contra ellas en el terreno literario y de las artes en general.

Por la fuerte tendencia hacia lo Electra-jouissance, vemos que tanto en este poema como en Las Medusas del Bar, ¿Qué pasa Madre?, Carta de Bienvenida y Tengo a Tres es una especie de aproximación lírica al homicidio contra Clitemnestra. Sin embargo el poema cierra con una realización de lo fútil de caer en las trampas del ego y la comparación; porque no existe el tiempo / o en el vértice del tiempo está la vida / donde somos la versión pulida de una obsesión.

Manifiesto Personal tiene temática y enfoque similar a Utopía Latina sin embargo la autora en esta ocasión se abstiene de normar sobre la vida ajena e inicia la espiritualidad personal, concepción cosmogónica de la postmodernidad. Tendría que privarme de la anarquía, / el monte, / el ateísmo, / el frío de las cunetas en la madrugada, / el sexo "medio" seguro, / el bisex-taste, / la jerga bilingüe (…) el neo hippie way of life. Persisten la descalificación del consumismo y la estética clásica. Está presente una clara identificación con lo alternativo, y lo tercermundista.

Budd, O-Ren Ishii, Vernita Green y Elle Driver corren la misma suerte en manos de Beatrix que los colegas de la poeta en esta obra. Ambas derivan su poder de la violencia, Beatrix en las artes marciales y Shade en la poesía. La poeta dice "yo sé todo, yo hice todo / y no cumplo la edad sagrada", al repetir los eslóganes de una amiga que le irrita (…) mujer de identidad pobre, / envidiando la frescura inteligente / de las más jóvenes los siguientes versos son una reflexión sobre el ego y la autoestima.

El siguiente en la lista de Tengo a Tres es un poeta preso inconciente de la tonteoría literaria, / y quisiera regalarte un vínculo de volcanes ardiendo el último verso es una especie de erotismo sádico, el Electra-jouissance es distinto a las manifestaciones anteriores en la obra. La diferencia más con respecto a los demás objetos seleccionados es de edad, la coincidencia generacional entre la poeta y este objeto seleccionado, ademas de jouissance, incita en ella la competitividad que ha mostrado anteriormente.

La tercera víctima de este poema es una poeta que según el yo lírico viene de la mojigatería tu ángel abrió las piernas / a escondida para los problemas personales de esta amiga la poeta tiene para ella entre otros obsequios un roble azul de sueño inalterable / una mirada felina oculta en medio día de África dones asociados a la masculinidad (roble, azul) y la sensualidad como es lo felino y el calor de África, como también a nivel connotativo lo lejano y exótico.

A todos los perfilados en este poema les recomienda servir a la naturaleza y no competir con ella. Es interesante la meditación ecológica y catalogar la destrucción ambiental como el problema raíz de la humanidad. El progreso en la postmodernidad es denunciado por no resolver los problemas que prometía y por crear situaciones caóticas como muchos desastres ambientales. Supongo que para la poeta no es obligatorio crear las soluciones sino pedirlas si quiere. Un poco de autocrítica hubiera frenado la agresividad del yo poético.

En Meditación Nocturna la poeta sigue en la ecología como solución al problema de raíz y por primera vez propone una forma: regresar al estado animal, como si eso fuera posible. Yo misma he confeccionado la ruta de mi esclavitud / mi brújula espiritual continúa perdida (…) Soy la bruja condenada a su magia / y estoy cayendo. El discurso literario organiza al cosmos con completa libertad de reproducir y criticar lo que existe usando todas las formas de percepción que se tengan, se puede convencer a otras personas y hasta a sí mismo de qué es el bien, el mal o no.

Hemos descubierto a través de la significación de Saussure que no tenemos contacto directo con la realidad que nuestros conceptos son previsionales y relativos a la comprensión, a la critica y a la transitoriedad de todo lo que existe en el tiempo. Tanto los versos de Shade como estos apuntes son realidades creadas e ilusiones que debemos tener la conciencia de no verlas como permanentes. Con esto en mente pregunto: ¿qué es la animalidad? Y con criterio más matemático que de la filosofía de la lengua ¿Es posible con seis mil millones de humanos?

IV ESCALERAS ABAJO

El poema que da nombre al poemario es la escena en donde Beatrix finalmente ajusticia a Bill, todos los demás muertos eran para llegar a éste. Entrenada por Joyce, Sauma, Huidobro, Aguirre, Wolfe, Levertrov aguerrida por las decapitaciones de muchos contemporáneos llega con la espada de Hattori Hanzo y su fuerte Electra-jouissance a enfrentarse con nada más ni nada menos que Hamlet.

(…) de tus lógicas avasallantes / (…) un polvo de calle vale tu palabra / porque lo que te interesa es posarte sobre el rosal de la aceptación / y consumirte la miel libre de críticas / pero no te sucederá / porque envidia cultivaste en tu pueblo de a cuarta Es notable que entre la denuncia y la descalificación la poeta admira a este objeto de ataque, por medio de la soberbia que le atribuye y sus pretensiones que a ella por lo que ha mostrado de ser competitiva, le han de molestar.

(…) Un poeta puede ser una mierda / un poeta puede sensibilizar la podredumbre / un poeta puede hacernos creer que las ratas son / estrellas noche y luna, / un poeta de mierda piensa que es diferente por ser poeta hasta el pobre Atahualpa Yupanqui agarró premio intertextual allí. Notemos el uso constante de la palabra poeta, este uso además de garantizar el ritmo es una reiteración de la autenticidad poética de este ser; que ha sido relegado al ataque de la autora.

No existe Hermano, limite a este monstruo de espíritu peregrino / (…) espíritu peregrino usando / sus últimos recursos de comunicación / para decir lo sé, / he visto palpar / yo he sido siempre Hamlet / (…) nací creyendo que la luz del ojo / de Lorca es mía estos versos persisten en la descripción épica de una personalidad y se extienden a un metatexto poético al punto de hacer criticas desde la poesía a otra poesía, obviamente la luz en el ojo de Lorca son características formales o temáticas del poeta surrealista.

La critica de contenido y estilo sigue en estos versos: (…) poeta que sólo encuentra verso / cuando se encuentra a sí: este es un duelo entre la palabra y yo, / a ver cuál de los dos tiene más poesía / (…) permíteme profanar la tumba del rencor; / liberar todos mis animales y asumirme… En estos versos también podemos apreciar la identificación personal del yo lírico con el poeta objeto-seleccionado. El uso del rencor el enfrentamiento del poeta consigo mismo, su catarsis y una meditación trascendental.

La poeta al derogar a El poeta, no pierde la oportunidad de ver que ella y él son la misma persona. Que su Electra-jouissance es para encontrarse y no simplemente encontrar a Bill o Agamenón sino a sí misma. Matar a Clitemnestra es no reproducir los patrones que a ella misma le han causado dolor, al tiempo que es feminismo que necesita ser replanteado para ella y para los tiempos porque no funcionó en la modernidad.

Asimismo, el amor, la violencia son temas de todos los tiempos que en esta obra se contradicen en distintos poemas e incluso esa temporalidad en el texto por además de tiempo, contexto es parte de un planteamiento en constante transformación. La ecología es una pregunta más que un planteamiento en la actualidad toda la cultura deberá plantearse una visión ecológica que hasta ahora se ha convertido en un problema filosófico en Occidente.

Este libro es un artefacto pastiche lo cual es un recurso estético de la postmodernidad, a nivel de recursos retóricos la sinécdoque, la paronomasia, los tropos y el estribillo son los más comunes. La versificación es libre y se caracteriza más que todo por un estilo conversacional íntimo aun cuando la temática es del mundo exterior. No hay ruptura con la estructuras sintácticas ni una vocación de pasar de lo llano, supongo que por preponderancia ideológica afín a Pablo Freire.

(…) si insistís conocerme deberás seguirme escaleras abajo / (…) verás mi lujuria desenvainada, / mi lujuria soberana y aterradora / enardeciéndome las venas / embriagándose burlesca con la cuota de lágrimas impuestas por tu mundo.

Álvaro Vergara
About Álvaro Vergara
Álvaro Vergara (Bogotá, 1982) Is an English, Spanish and Kriol-language poet, critic, narrator and multidisciplinary digital artist who grew up in Nicaragua´s Caribbean Coast. Vergara is undoubtedly one of the most recognizable creators from the new generation. In 2007, he published Conflagración Caribe (Managua, INC-enitel) Spanish and Kriol-language poetry with deconstructive lyrical form and a contemporary perspective on several historical literary subject-matters like love, lust, politics, ethics and the existential self. In 2010, Vergara's poetry was also included in 4M3R1C4 Novísima Poesía Latinoamericana (Santiago de Chile, Ed. Ventana Abierta) along with a selection of the most vaulting young avant garde poets from every country in Latin America.